Hoy es de la competencia pero mañana puedes convertirte en su empleador

Hoy es de la competencia pero mañana puedes convertirte en su empleador

 
Indicacion

Si hay algo de lo que sin duda estoy aprendiendo en las últimas acciones formativas que estamos impartiendo en Etrania, es de las limitaciones que algunos de los asistentes se imponen así mismos.

En una reciente formación in company para reclutadores, me preguntaba una persona que por qué debía entablar una conversación o intentar contactar en LinkedIn con “candidatos pasivos” de empresas de la competencia, teniendo en cuenta el elevado número de candidatos en búsqueda activa de empleo y con una gran cualificación. ¿Para qué ir a lo difícil si un “candidato activo” es el camino más sencillo y rápido?

Lo primero que me vino a la cabeza es esa mentalidad que tienen tan interiorizada muchos profesionales de Recursos Humanos a diferenciar entre candidatos “activos” y candidatos “pasivos”. ¿De verdad existen diferencias entre ambos? Soy de la opinión que todos somos potenciales candidatos, independientemente de que nos encontremos en búsqueda activa de empleo o no.

 

La única diferencia que hay entre un candidato “activo” y uno “pasivo” es una cuestión de tiempo

 

Si además tenemos en cuenta que en los últimos años han desaparecido muchas empresas y que en el actual mercado laboral son cada vez menos las organizaciones que realizan contrataciones tal como las conocíamos hasta hace unos años (los sueldos garantizados para toda la vida ya no existen), comenzando muchas de ellas a decantarse por contratar a profesionales por una duración determinada para realizar un proyecto o suplir una necesidad a través de la figura del interim manager o del freelance, entonces el concepto “candidato pasivo” y “candidato activo” quedan diluidos en un sólo término, candidato potencial.

Los profesionales viven con la certeza de que su puesto de trabajo tiene caducidad y que no deben perder su atractivo en un mercado altamente cambiante.

 

Hoy un candidato puede ser de la competencia pero mañana tú puedes ser su futuro empleador.

 

Otra de esas creencias bastante extendidas es el hecho de que un candidato que actualmente está trabajando en una empresa de la competencia, no va a estar interesado en que contactes con él en una red profesional como LinkedIn. Principalmente por el supuesto miedo de ese potencial candidato a que lo vinculen con trabajadores de la competencia, ¿deslealtad profesional?¿Posible fuga de información corporativa confidencial?. Y por otro lado, la falsa creencia de que no estará abierto a posibles ofertas laborales, con la que esta cayendo... «más vale malo conocido que bueno por conocer», además, las mejoras salariales para atraerlos a nuestra empresa ya no nos la podemos permitir, ¿no?.

En la mayoría de ocasiones somos los propios profesionales de selección los que nos ponemos barreras absurdas.

Te sorprendería ver la respuesta tan positiva de muchos usuarios de LinkedIn a conectar con otros profesionales, ante la posibilidad de establecer sinergias profesionales o un posible cambio laboral, aunque sea de empresas de la competencia.

Los tiempos cambian, algunas organizaciones también lo están haciendo, sustituyendo el concepto competencia empresarial por el de coopetencia, estableciéndose colaboraciones profesionales entre competidores con la finalidad de desarrollar proyectos que benefician a ambos y que les ayudan a conseguir objetivos empresariales comunes que no podrían alcanzar, o que sería mucho más difícil hacerlo, si lo hicieran solos.

Puede sonar utópico, ingenuo o ficticio, pero se trata de una realidad. Y no es sólo una cuestión para grandes organizaciones, sino también para pequeñas y medianas empresas. De hecho, son estas últimas las que gracias a este tipo de modelo pueden conseguir innovar y no perder el tren de la competitividad frente a las grandes.

Algo parecido ocurre con los profesionales, el concepto colaboración o sinergia profesional comienza a instalarse en nuestro día a día, por lo que estamos mucho más abiertos a mantener una conversación con un profesional de la competencia, aunque este sea un reclutador.

En definitiva, las redes sociales han conseguido que dejemos de preguntarnos por qué contactar con candidatos pasivos de empresas de la competencia, ya que no hay “pasivos” y tampoco “competencia”, solamente la búsqueda del mejor talento para nuestras organizaciones.

 

etrania HR banner

Socio Director de "Etrania Human Resources & Training", especialista en Reclutamiento y Selección 2.0, con más de diez años de experiencia en la gestión y desarrollo de personas. Autor de victorcandel.com, un blog de Recursos Humanos sobre Reclutamiento 2.0, Selección de Personal y empleabilidad.

4 Comentarios

  1. Isidoro Garcia dice:

    Buenos dias a tod@s;
    Totalmente de acuerdo con vosotros, hoy no hay blanco / negro o activo / pasivo, hoy todos deberiamos ser / poseer ambas partes por el bien de uno mismo e incluso de las empresas en las cuales trabajamos y si no lo ven asi en RRHH / DG poco futuro tendran. Soy teleco, tengo la suerte de haber vivido / trabajado en epoca dorada de este sector y como contrapartida me ha obligado a estar estudiando hasta hoy en dia, de estar al tanto del cambio tecnologico para no quedar obsoleto, de estar mirando a 360º para ver como me posicionaba, etc, en definitiva, de tener la mente constantemente abierta, cosa que no he encontrado en otros sectores ni en otros profesionales de sectores “mas clasico”. Lo pagaran caro porque ya no hay sectores “clasicos” hoy en dia.

  2. Juan Pedro Sánchez dice:

    Y tanto que es realidad!!! Yo lo he vivido en primera persona. Trabajando por cuenta ajena en una Pyme del sector TIC, me llegó una propuesta de trabajo, vía Linkedin. No me interesó en ese momento porque ya tenía el objetivo de trabajar como freelance en el ámbito de los RRHH, pero sí que me hubiese presentado a la entrevista de haber seguido trabajando en el mismo sector.

    Totalmente de acuerdo, Victor, en que no hay “candidatos pasivos” ni “competencia”. El mundo ha cambiado para no volver a ser como antes.

    Enhorabuena por tu magnífico post!

    Saludos!

    • Buenas tardes Juan Pedro,

      Gracias por tu aportación narrando tu propia experiencia.

      Hay mucha gente que todos estos cambios que están acaeciendo (la crisis, las nuevas profesiones, la necesidad de movilidad geográfica…) lo ven como algo temporal, una mala época por la que está pasando nuestra economía y que más tarde o más temprano «las aguas volverán a su cauce» y todo volverá a ser como siempre ha sido. Éstos sí son quizás los “candidatos pasivos”, pero no por el hecho de que no se encuentran en búsqueda activa de empleo, sino porque son personas que siguen anclados en el paradigma del puesto de trabajo para toda la vida. Pero como bien dices: «Nada va a volver a ser como antes».

      Cada vez todo es más efímero, los modelos de negocio, los procesos, la vida media de las empresas… por lo que para desenvolvernos en este nuevo escenario con una mayor eficacia se requiere un tipo de profesionales que salgan de su zona de confort olvidando trabajar siempre para la misma organización, personas que no necesiten de ese compromiso de una empresa a darle un trabajo fijo para toda la vida.

      Un saludo

      Víctor Candel

  3. Información Bitacoras.com

    Esta anotación ha sido propuesta por un usuario para ser votada en Bitacoras.com. Para que el proceso finalice, deberás registrar tu blog en el servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *