¡Jaque mate a la formación en las empresas!

¡Jaque mate a la formación en las empresas!

 

Una reciente encuesta de Adecco Training sobre Tendencias en la Formación para el Empleo del 2014, ponía de manifiesto que en el año 2013 un 60,2% de las empresas encuestadas habían reducido su presupuesto en formación. Paradójicamente en esa misma encuesta un rotundo 84% de los encuestados manifestaba que la formación era una parte estratégica de su organización. A esto se añade que la mayor parte de la inversión en formación se ha realizado en habilidades técnicas frente a un escasísimo 7% dirigido a desarrollar habilidades blandas, como es el caso del Liderazgo.

Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de un cambio, o más bien revolución, en lo que a la formación en las empresas se refiere. Cambio que, como no podía ser de otra manera, va a ir indisolublemente unido a la revolución que han supuesto las redes sociales en otras áreas de las empresas.

Los Departamentos de RRHH de muchas empresas han hecho grandes esfuerzos para poder realizar Planes de Formación acordes a las necesidades de las empresas en cada momento. De hecho una de las partidas más importantes dentro de este área está destinada al desarrollo de los empleados mediante la formación. Sin embargo, resulta llamativo como la percepción que han tenido los empleados de ésta ha sido un tanto dispar.

¿Quién no ha escuchado en algún momento frases del estilo "¡pufff, qué rollo!" o "con el trabajo que tengo ahora tengo  que perder tantas horas en este curso" ?

La realidad es que la formación se ha convertido en muchas empresas en un trámite más e incluso en una moneda de cambio que sirve para justificar la idea de que se realizan políticas activas encaminadas a favorecer el desarrollo de los empleados.

Quizás una de las razones de esta percepción se deba a que los Departamentos de RRHH se han convertido en meros proveedores de servicios como si de una extensión de las empresas de formación se tratara. Se manejan catálogos de formación y se ofrecen a los empleados como quien ofrece su mercancia en el mercado de turno.

En el otro extremo están los empleados que han vivido este proceso de formación, en ocasiones, sin ser del todo conscientes que el día que dejan la empresa, su mesa, su silla, su ordenador... se quedará, pero ellos se llevarán todos los conocimientos aprendidos como su activo más valioso.

Realmente resulta soprendente el poco valor que se le da a este hecho, incluso hoy en día cuando hemos asistido a verdaderas sangrias en las plantillas de las empresas y a reducciones drásticas de los presupuestos de formación. Todavía se sigue viendo como algo incómodo y que nos roba un tiempo precioso de nuestro trabajo.

Todo esto hace más que necesario que tanto empresas como empleados nos empecemos a replantear qué papel queremos que juegue la formación en nuestras organizaciones. Y como no podía ser de otra manera, las redes sociales se van a erigir en un gran aliado en este proceso de transformación tan importante.

 

Algunas tendencias sobre la evolución de la formación en las empresas

 

n1Los MOOC (Massive Opening Online Courses) cada vez tendrán más importancia. Y ello debido a que se trata de una formación con un coste muy asequible y accesible a un número de empleados muy elevado. Pensemos en una empresa multinacional con empleados repartidos en distintos paises que necesite impartir una formación, por ejemplo, relacionado con la cultura empresarial. Tal es el caso del Telefónica que recurrió a crear su propio MOOC para poder formar a sus empleados repartidos en 24 paises. Las ventajas son indudables: generan lazos laborales entre trabajadores que están trabajando a miles de kilometros al compartir conocimientos, corregirse los tests los unos a los otros, se crean comunidades de conocimiento que resultarán muy útiles a la empresa en temas de innovación y permite detectar empleados clave para la organización.

n2El proceso de formación dejará de ser algo puntual para convertirse en algo que nos acompañará a lo largo de nuestra vida profesional. Es lo que se denomina el Lifelong Learning o el aprendizaje de por vida. Olvidemos las consabidas etapas de formación: colegio, universidad, postgrado y algún que otro cursito cuando nos lo diga la empresa. La formación ha pasado a ser uno de los ejes centrales de cualquier profesional, siempre y cuando quiera estar actualizado, claro. Los vertiginosos cambios de los últimos años producidos por la tecnología han provocado que nos empecemos a convertir en empleados en continuo estado de actualización. Y el que no lo haga, probablemente perderá oportunidades.

n3Cada empleado creará su propio EPA (Entorno Personal de Aprendizaje) donde tendrá el control y la gestión del aprendizaje. La responsabilidad ya no recaerá en las empresas sino que se traslada a los propios empleados que pasarán a ser una parte activa del proceso de formación, a diferencia de lo que ocurre ahora donde está a expensas de que la empresa quiera invertir recursos. Las redes sociales nos permiten poder acceder a infinidad de documentos, comunidades, información... sobre nuestra área profesional y, por tanto, mantenernos actualizados es una cuestión al alcance de muchas personas con un coste ínfimo.

n4La gamificación o aprender jugando supondrá un antes y un después en el aprendizaje. ¿Por qué no hacer del proceso de aprendizaje algo divertido? Un claro ejemplo de cómo el aprendizaje puede ser un juego es el proyecto para aprender idiomas de Duolingo. Una de las ventajas más importantes de la gamificación es que permite crear engagement (compromiso) logrando que los empleados de una empresa participen de forma proactiva en acciones que requieren un esfuerzo.

 

Llegados a este punto se hace más que necesario que las empresas decidamos si queremos que los empleados sigan siendo unos meros coleccionistas de cursos, o si por el contrario, queremos fomentar la adquisición de conocimientos apoyándonos en las posibilidades que ofrecen las redes sociales hoy en día, con la consiguiente transferencia al puesto de trabajo.
 

La formación se ha convertido en la savia que cualquier organización necesita para seguir creciendo.

 

etrania HR banner

Socia Directora en Etrania Human Resources & Training, apasionada de los Recursos Humanos 2.0, las redes sociales y el desarrollo de personas. Autora del blog isabeliglesiasalvarez.com y coautora del libro “El dilema del directivo” sobre liderazgo y gestión de personas. ¿Conectamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *